Autoestima e inseguridades en los hombres gays


Los complejos existen desde que la mismísima sociedad hizo su aparición y los gays somos particularmente más afectados.


Cuántos de ustedes no se han sentido acomplejados por algún rasgo físico, es algo que nos quieren hacer parecer como ‘normal’ y que debemos superar; sin embargo, nadie nace con inseguridades.

Los psicólogos tienen bien definidas las edades en las que se forman la personalidad y en ella va incluida el autoestima y seguridad en ti mismo.  La naturaleza del comportamiento del individuo es aprendida de los mayores, de allí la razón por la que las personas repiten los actos que observan de sus padres. Muchas veces no entendemos por qué alguien es como es, y eso se debe a que aprendió a ser de esa manera o, más bien, le enseñaron a ser así.

Todas nuestras acciones están claramente definidas por lo que vivimos, nadie nace con actitudes y mucho menos aquellas que van en detrimento de su humanidad. Es por ello que las personalidades débiles y autoestimas por el subsuelo son completa responsabilidad de los adultos que estuvieron a nuestro alrededor cuando niños.

Aunado al hecho de que muchos padres no fomentan el amor al ‘yo’ de los niños, se encargan de señalar ciertos aspectos que consideran anormales o poco comunes, tomándolo de forma burlona y atentando en contra de su salud mental.

Sea que su nariz no tenga un tamaño poco común, o tal vez las orejas, los ojos, los labios… es muy gordo o muy delgado, siempre hay algo que se toma y se usa para generar inseguridades. Pero no los culpemos, simplemente son ignorantes.

Por un error de la naturaleza, o de Dios si así lo quieren, el tener hijos es algo que se hace fácil y además se disfruta; pero el ser humano tiene mucha responsabilidad sobre su camada por varias décadas y para esa tarea no hay instinto que valga. Me atrevería a decir que es casi cero el porcentaje de parejas de padres que se toman la molestia de aprender, de alguna manera, cómo se debe criar a un ser que depende totalmente de ellos.

Y entonces no entienden porqué ese hombre no tiene la suficiente entereza de hablarle a la persona que le gusta, tomar sus propias decisiones, emprender su camino sin la ayuda de los demás o le da mucha importancia a lo que piensan los demás de él… parece ser que la ceguera selectiva en un virus que vertieron en el agua del mundo; todo sea por no asumir la responsabilidad.

Yo, y estoy seguro de que tú también, me vi afectado por complejos en mi niñez y estos tuvieron sus fundamentos en mis familiares pero no en mis padres. Era muy delgado comparado con otros niños de mi edad y constantemente fui bombardeado con burlas y señalamientos que atentaban contra mi autoestima, hicieron estragos en mí y convirtieron a mi peso en un tema de 24 horas; años después, y dentro de mi propio proceso de aprendizaje, pude notar que estos ataques provienen de dos tipos de personas: las que quieren que mejores de alguna forma pero que no cuentan con las herramientas adecuadas para guiarte, y aquellas que luchan con sus propias inseguridades pero quieren minimizarlas al atacar a alguien más.

Más allá de tu peso o de algún rasgo debes entender que ése eres tú y así fuiste hecho. Debes cambiar algo sólo si atenta en contra de tu salud pero de resto son sólo inseguridades y no me salgas que es para ‘sentirte mejor’ contigo mismo porque si tienes algún complejo estoy seguro de que no nació de la nada en ti.

Hoy en día sigo siendo delgado, tal vez aún mi peso está por debajo de la norma pero, como me dice una gran amiga: “tienes un no sé qué, cómo, cuándo ni dónde que llama la atención” cada vez que me robo las miradas de las personas más atractivas del sitio, y eso es seguridad… no me la enseñaron mis padres y mucho menos la sociedad; la aprendí cuando logré comprender que este moreno de 1.78 metros está saludable y que las personalidades prominentes no se forman con una cara bonita.

COMPARTE ESTO

 
Copyright © Neouomo. Designed by OddThemes & Best Wordpress Themes 2018