Cáncer de mama en el hombre

Rick Day
Apuesto a que ni lo imaginabas pero sí, los hombres también podemos sufrir de cáncer de mama.

La palabra cáncer es común en esta época. Contaminación, mala alimentación, salud descuidada o genética; sin importar la causa del mismo, es una realidad que está allí y a cualquiera de nosotros nos puede tocar.

La razón del cáncer de mama en hombres es tan sencilla como decir que nosotros contamos con tejido mamario en nuestros pectorales, al igual que las mujeres, sólo que en menor medida. Sin embargo, esto no nos excluye de padecer esta enfermedad.

1 de cada 100 casos de cáncer de seno afecta a los hombres, y sólo 10 hombres en un millón lo desarrollarán. Parece poco, y ciertamente lo es si lo comparamos con los millones de casos que se presentan en las mujeres, pero cuando te toca entonces lo miras de otra forma. Estar informado es la mejor herramienta que podemos usar en contra del cáncer. 

Hay algunas situaciones relevantes para que el hombre sea propenso al cáncer de mama, podemos señalar que los varones jóvenes tienen menos probabilidades, estas aumentan desde los 60 años de edad; aquellos que se han expuesto a radiación, tienen historial familiar con cáncer de seno, sufren de ginecomastia o crecimiento del tejido mamario, y si presentan altos niveles de hormonas femeninas, entonces sus probabilidades aumentan en consideración.

Los síntomas básicos del cáncer de mama en hombres incluyen la aparición de quistes, secreción de líquido desde los pezones y cambios en la piel al rededor de los mismos como úlceras, enrojecimiento, hundimiento, entre otros.

El tratamiento para esta enfermedad es igual tanto en hombres como en mujeres. Cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapia hormonal o terapia dirigida. Aunque el tratamiento principal para el cáncer de seno en los hombres es la mastectomía, en la que se extirpa el seno completo. Algunos hombres reciben radioterapia después de la cirugía. Todo dependerá de la etapa del cáncer.

La importancia de tocarte es primordial, el autoexamen periódico es el método preventivo más sencillo y efectivo que puedes aplicar. No importa que no estés en el grupo de riesgo, recuerda que las estadísticas pueden cambiar en cualquier momento. Levanta el brazo en posición de 45 grados y toca todo tu pectoral con la mano que está libre, procura examinar para centímetro de piel y palpar de forma detallada, incluye también el área de las axilas buscando bultos o durezas con o sin dolor.

Si sientes algo extraño en tus pezones o pectorales también es posible que hayas encontrado una patología benigna llamada ginecomastia, de la cual hablamos un poco más arriba, una visita rápida al médico puede descartar cualquier problema y, si se identifica a tiempo, tienes muchas probabilidades de librarte de esta situación sin mayores pérdidas.

El escaso tejido mamario con el que contamos los hombres hace que la enfermedad se expanda más rápido así que debes estar al tanto de tu cuerpo en todo momento. Ya eso de "¡Tócate!" no es sólo para ellas, examina tu cuerpo y visita habitualmente a tu médico.

Difunde la palabra.

COMPARTE ESTO

 
Copyright © Neouomo. Designed by OddThemes & Best Wordpress Themes 2018