El prejuicio social contra los gays

Rick Day
¿Cuántos de nosotros nos hemos encontrado a un imbécil en la vida que cree tener todas las respuestas? Lo más seguro es que te hayas topado con muchos y si no, es por que vives en una cueva aislado del mundo.


Desde que el hombre es hombre parece que se instituyó una norma en la cual todos debíamos ser lo más estúpidos posible y hacer tanto daño como se nos permitiera.

Parece que estamos programados para ser prejuiciosos y egoístas en especial con los gays, pensar sólo en nuestro bien basándonos en lo que creemos (o nos han hecho creer) que es lo correcto y señalar a quienes no siguen las reglas que nosotros mismos creamos. Tenemos un profundo rechazo a lo diferente, lo que no es común y nos perturba la vida; no queremos conocer más allá de nuestra existencia y nos sumimos en la ignorancia, esa ignorancia que nos da tranquilidad, una falsa tranquilidad.

En los últimos años el mundo ha avanzado hacia la tolerancia hacia los gays, pero ésta no es más que resignación en dirección a lo que no se puede cambiar. Tolerar es aguantar; no es aceptar… millones de años de supuesta evolución y aún nos discriminamos por género, raza, clase social, creencia espiritual, filosofía de vida, orientación e identidad sexual, sólo por mencionar algunas espinas de esta hermosa flor a la que llamamos humanidad. Y nos sentimos superiores a los animales; pero ellos no discriminan.

¿De qué nos sirve tolerar? Ser indiferente no es una opción, tolerar sólo nos hace acomodarnos y acurrucarnos en la ignorancia, tolerar es para los cobardes, es un paño tibio que no resuelve el problema… ¿lo más despreciable de todo? Leyes para obligar a la comunidad a que tolere, ¿realmente necesitamos leyes para esto? ¿Somos tan estúpidos que deben regir nuestras vidas y forzar un comportamiento? Entonces realmente llegamos el borde de la idiotez.

Somos supuestamente los seres más avanzados en este planeta pero necesitamos reglas para no destruirnos unos con otros y, aún así, lo hacemos, ¡vaya avance que ostenta la humanidad!

No sólo queremos dirigir la vida de aquellos que son diferentes a nosotros sino que también hacemos todo lo posible por frenar los avances que en norma se adelantan. Tenemos tanto miedo al cambio que preferimos mantener las cosas tal y como están aunque se vengan al suelo. Nuestra mente es tan obtusa (forma políticamente correcta de llamarte idiota) que preferimos vivir en un caos controlado en lugar de darle una oportunidad a un cambio armónico.

Muchos dedican sus vidas a contrarrestar todo aquello que vaya en detrimento de sus costumbres, e incluso se organizan (sí, hasta los idiotas tienen organizaciones) para denigrar en instituciones que gozan de la absoluta discreción de los gobiernos. Y esto se debe a que los idiotas organizados son mayoría en el mundo, entonces no conviene ir en contra de la idiotez; ningún gobernante haría algo que pudiese poner en juego su poder.

Todo esto hace que me pregunte, ¿de verdad tenemos la capacidad para ser los seres más avanzados de este planeta? ¡Qué vergüenza con nuestros amigos animales! Espero que ciertamente sean irracionales para que no comprenda lo que la humanidad hace.

Cuántos años deben pasar antes de que entendamos que todo se resume en una única palabra: respeto.

COMPARTE ESTO

 
Copyright © Neouomo. Designed by OddThemes & Best Wordpress Themes 2018