¿Homofobia o locafobia?

Rick Day
En la sociedad nos hemos enfrentados unos contra otros por muchos aspectos, la mayoría de éstos enfocados en el poder. Con éste, se busca prevalecer por encima del semejante sin importar las opiniones y sentires de quien piensa y actúa de forma diferente a la nuestra.


En los últimos años se ha evidenciado un cambio de conducta hacia la comunidad gay; sin embargo, es fácil encontrar a más de un homofóbico en la calle.

¿Cuál es la razón de fondo para una actitud homofóbica? He escuchado a más de un psicólogo describiendo cómo la homofobia esconde una homosexualidad latente, es decir, que quienes presentan esta enfermedad (sí, la homofobia es una enfermedad) comúnmente son gays “de closet” o personas que en el pasado estuvieron expuestas a conductas impropias como por ejemplo: violación por parte de personas de su mismo género.

Decir que un homofóbico es un gay encubierto me parece una idea vaga y muy general pues pueden existir otros factores como las costumbres familiares y la religión, sólo por mencionar dos.

Estos dos factores casi siempre están muy relacionados ya que los “valores” que toman la mayoría de las familias para la crianza de los niños vienen inculcados por la iglesia. No obstante, he logrado notar que muchos no se sienten intimidados por hombres gays masculinos, y eso me lleva a preguntarme ¿Los homofóbicos rechazan a los gays o a los afeminados?

Muchas veces las creencias religiosas influyen mucho –demasiado, diría yo- en la cultura de la sociedad. Por muchos avances en temas de derechos e igualdad se sigue menospreciando a la mujer como un objeto de consumo, y es entonces cuando un hombre con características afeminadas se convierte en blanco de críticas, burlas y hasta violencia.

No sólo los heterosexuales rechazan a los afeminados sino que dentro de la misma cultura gay ya se menosprecia este tipo de conductas que, en muchos casos, resulta como una mala imitación de la mujer que a muy pocos hombres homosexuales produce atracción.

No hay duda de que cada quién puede hacer con su vida lo que desee siempre y cuando no dañe a los demás; pero romper con el estereotipo del gay afeminado y que sólo se dedica al baile, discos y cosas superficiales; es la principal meta para lograr un cambio de percepción de la comunidad en general. Pues cuando eres un hombre masculino, con valores morales impecables, profesional y por ende exitoso, no habrá quien pueda pararse frente a ti con el dedo índice apuntando hacia tu pecho.

COMPARTE ESTO

 
Copyright © Neouomo. Designed by OddThemes & Best Wordpress Themes 2018