Los hombres gays y los hijos

Ser gay no significa perder todo aquello que significaría supuestamente ser heterosexual.


Hace unos años estaba hablando con un amigo, quien para ese tiempo tenía 19 años de edad y ya era padre de una niña, sobre proyectos a futuro y éste me preguntó cuándo tendría mi descendencia, a lo que respondí “en el momento que pueda proveerle estabilidad económica y emocional”. Él se sorprendió con esa respuesta, tal vez nadie le había contestado de esa forma y sólo se le ocurrió decir que entonces estaría muy viejo ya para tenerlos.

Este tema ha rondado en mi cabeza durante mucho tiempo. Cuando el mundo era en blanco y negro había algo llamado “planificación familiar” y no creo que deba explicar lo que era. En la actualidad parece que los hijos se tienen por convertir al sexo sin protección en hobbie, egoísmo o porque es lo que la sociedad espera de ti. La pregunta es ¿vamos por el camino correcto?


Por allí dicen que no debes tener sexo a menos que seas capaz de asumir las posibles responsabilidades que su práctica acarrea pero hacemos caso omiso y sólo nos queda pensar y estresarnos como locos cuando ocurre algo que no esperábamos; sin embargo, los humanos parecemos no aprender de los errores propios y mucho menos de los ajenos.

Hay muchas personas que hablan de tener hijos como un sueño o una meta en sus vidas; supongo que al igual que es tener un carro y una casa propia. Estamos tratando a otro ser humano como algo que anhela tu egoísmo y, como un niño pequeño deseando un juguete, es una línea trazada que no se mide ni se planifica, lo que termina en una pesadilla. Estamos tan inmersos pensando en lo que nosotros queremos que no analizamos todos los factores que podrían intervenir en esa situación, egoístas al fin.

La respuesta de mi amigo me recuerda a lo que la sociedad espera de ti: que triunfes, te cases, tengas hijos y luego fracases en todo lo anterior mientras ellos se sientan y te miran fijamente para verte caer. Cuando no cumples con el patrón que esta corporación colectiva tiene reservado para ti entonces, sólo por manipular, te preguntan repetidamente cuándo serás parte del estereotipo, como un morbo comunitario, desean que te avergüences como ellos ya lo han hecho.

Lo admito, uno de mis sueños (egoísta, sí) era el de tener unos gemelos varones, hasta les tenía sus nombres: Alexánder y Alejandro; pero la vida me dio un sobrino antes de un par de niños. Vi crecer la barriga de mi hermana durante 9 meses, más todo el sacrificio que significa cuidar a una criatura cuando ni siquiera ha nacido y planear todo para su llegada.

No me gusta cargar niños antes de que cumplan un mes de nacidos, me parecen tan frágiles que temo romperlos; pero a mi sobrino lo tuve en mis brazos el mismo día que nació, tan pequeño, tan frágil e inocente. Es un ser humano, no un juguete. Tiene derecho a una gran vida y sus padres el deber de proveérsela. Ahí me di cuenta de una cosa:

No tienes un niño; un niño te tiene a ti.

Ellos no pueden vivir por sí solos, es tu responsabilidad enseñarles a ser personas y mostrarles formas y herramientas para que se valgan por sí solos.

Me pregunté si dependería sólo de mí la crianza de un ser humano y entendí que yo podría darle la mejor condición y educación pero qué pasaría cuando salga al mundo exterior. Hay drogas, alcohol, sexo descontrolado, delincuencia y un sinfín de cosas que, por muchos consejos que le des a alguien, dañan tanto a quienes las practican como a los que los rodean. ¿Sería yo responsable de lo que otra persona haga? ¿Qué pensaría si le hace daño a alguien más? ¿Lo protegería y sería un alcahuete más en este mundo que se sigue pudriendo cada día? Sí es cierto que mi descendencia puede ser la que salve al mundo pero ¿y si no es así? ¿Y si viene a destruirlo más?

Sinceramente, y luego de todo esto, decidí que no tendré hijos o por lo menos no mientras realmente no me sienta preparado académicamente (sí, debes instruirte para por lo menos educar decentemente a tu cría) y económicamente para ello… y en caso de estarlo, no creo que este sea un mundo para traer a alguien más a sufrir en él.

Seguiremos siendo irresponsables, egoístas y estereotípicos porque eso es lo que se espera de nosotros pero si los seres humanos somos quienes estamos destruyendo al planeta ¿para qué traer a alguien más que ayude en la tarea?

Comparte esto:

 
Copyright © Neouomo. Designed by OddThemes