Todas las técnicas de depilación masculina

Addicted
En los últimos años, con el boom de la metrosexualidad, la polémica sobre el vello corporal masculino nos ha dado mucho material para hablar pero, no hay duda de que, cada día más hombres nos deshacemos de esa forma de protección que la naturaleza nos ha otorgado.


Ya sea por deporte, higiene o simple vanidad, buscamos técnicas que nos dejen mostrar una piel limpia que a su vez nos permitirá apreciar en mayor medida la definición muscular que poseemos.

Técnicas de depilación hay muchas pero sin duda las cinco más usadas son: hojilla (o rastrillo), crema depilatoria, cera depilatoria, máquina eléctrica y láser. Siendo la primera la más popular pero no la más efectiva.


DEPILACIÓN CON HOJILLA

La Hojilla es la forma  más común para eliminar el vello. Su practicidad, además de lo económica que resulta, la hace accesible a la mayoría pues sólo debes ir al súper mercado y comprar este artefacto. 

Existen muchos modelos y diseños en el mercado, sólo debes ir probando hasta encontrar una marca que se adapte a tu gusto.


Es importante preparar la piel antes de proceder. Puedes bañarte con agua caliente para abrir los poros, esto ayuda a retirar los vellos con mayor facilidad.


Lo primero que te dirán es que no te afeites a “contra pelo”, esto significa que no pases la afeitadora en dirección contraria a la que nace el vello, nadie presta atención a esto pero te puede evitar la molesta picazón producto de la irritación en la piel causada por no obedecer esta regla. 


Te recomiendo usar una afeitadora nueva cada vez que necesites deshacerte del vello o en su defecto sustituye las cuchillas frecuentemente, y aplicar una crema humectante luego del proceso. 


El lado negativo es que el efecto dura unos tres días antes de comenzar a sentir la punta del vello. También hay hombres con la piel muy sensible y tienden a cortarse, irritarse y formarse acné. 




CREMA DEPILATORIA

La depilación masculina se ha vuelto un tema tan común como el afeitado de la cara, uno de los métodos más efectivos y menos incómodos, si lo comparamos con el uso de la tradicional hojilla, es la crema depilatoria aunque resulta un poco más costoso pero merece la pena para minimizar el maltrato a la piel.  

La mayoría de cremas depilatorias que existen en el mercado son para mujeres; pero si buscas bien puedes encontrar algunas para nosotros, en todo caso las que son para las féminas funcionan perfectamente en la piel masculina. 

Existen presentaciones en gel o spray, ambas tienen el mismo efecto, es cuestión de gustos.


Cada marca tiene su forma de uso que puede resultar muy particular pero básicamente se esparce en la zona a depilar, esperas la cantidad de tiempo señalado en las instrucciones y luego la retiras con alguna espátula o esponja que el mismo producto te proporciona o simplemente enjuagas con agua. Es muy importante leer el prospecto para estar seguro del proceso a seguir. 


Muy raramente produce irritación así que te recomiendo que la primera vez que la uses hagas todo el proceso en una zona pequeña de tu pierna y esperes veinticuatro horas, si no hay alguna reacción desfavorable procede a usarla en toda la zona. 


Jamás uses este producto si tienes heridas abiertas o irritación en la piel, recuerda que está hecho con químicos que pueden dañar tu salud si ingresan en tu organismo.


El efecto dura cerca de dos semanas dependiendo de tu producción de vellos.



CERA DEPILATORIA

Si hablamos de métodos arcaicos para eliminar en vello entonces la cera depilatoria ganaría sin competencia alguna. Es una técnica de la que existen dos opciones una fría y la otra caliente, consiste en colocarla sobre la zona velluda y arrancarla al secarse, desprendiendo así los vellos desde la raíz. 

Hay dos presentaciones de este método, el más antiguo es en forma de un líquido espeso y la otra es como una banda rectangular para facilitar su manejo. En ambos casos el procedimiento es el mismo: Se aplica en dirección al crecimiento del vello y se tira de ella en dirección contraria de él.

Es importante que no uses cremas humectantes o aceites antes de esta depilación pues podrían propiciar que el producto no se adhiera a la piel ni al vello.

Sobre el dolor en esta técnica podemos decir que es relativo a cada hombre, algos dicen que es algo incómoda pero soportable mientras que otros lloran al sólo mencionarla.

Así como con las cremas depilatorias, no uses cera si tienes heridas abiertas o tu piel está irritada.


El efecto tiene una duración según tu capacidad para generar nuevos vellos pero en promedio son de treinta a noventa días.



MÁQUINA ELÉCTRICA

La vida es blanca o negra pero a veces tiene tonalidades grises, precisamente en esas tonalidades está este método.

No todos los hombres quieren estar completamente depilados y eso no significa que quieran andar como osos en el bosque.


La evolución de las máquinas eléctricas, que en un principio usábamos sólo para cortarnos el cabello o la barba, nos ha permitido tener una nueva herramienta en la higiene masculina.


Estos aparatos nos permiten recortar el vello hasta el largo que deseemos adaptando diferentes peines para lograr esos efectos.


Existen máquinas que funcionan tanto bajo el agua como en seco.


Es importante determinar qué tan largo queremos nuestro vello para seleccionar el peine adecuado. Ten cuidado de eliminarlo al ras pues podría sufrir tu piel de cortaduras por el filo de las cuchillas.


Procura estirar la piel de la parte del cuerpo por la que estás pasando la máquina para abarcar la mayor cantidad de vellos posibles y evitar los molestos pellizcos cuando nuestra epidermis está arrugada o blanda.


Un método fantástico si odias verte muy arreglado, además de que no tiene ese efecto áspero cuando el vello está creciendo pues no lo deja a la altura de la piel.



Date un baño luego de terminar el proceso para retirar el vello cortado y listo.




DEPILACIÓN LÁSER

El láser es el método más novedoso y efectivo para deshacerse del vello corporal. Usa una luz que debilita el folículo piloso y luego de cierta cantidad de sesiones los destruye, imposibilitándolos de generar más vellos haciéndolo así un método definitivo para la eliminación del mismo. 

Hay algunas cosas que tiene en contra: es muy costoso debido a la tecnología que supone, depende de cada individuo la cantidad de sesiones necesarias porque no todos tenemos tamaños y vellosidad similar, la piel puede generar nuevos folículos pilosos, o lo que es igual, pueden quitarte el vello que tienes pero tu organismo puede crear puntos nuevos pero jamás volverás a tener la misma cantidad de antes del tratamiento. 


Los pros: Podrías decirle adiós a los otros métodos para siempre.


Es importante que hagas un presupuesto antes de comenzar con este tratamiento pues dependiendo de la zona del cuerpo así como también del grueso y la cantidad de vellos puede llevarte más o menos sesiones del promedio. Un especialista debe decirte cuántas citas necesitas para tu caso en particular.


Debemos decir que hasta el momento este método sólo funciona en vellos oscuros, siendo inútil en vellos rubios y canas pues la luz del láser actúa sobre el pigmento del pelo y sólo el primer tipo mencionado cuenta con él.


El efecto, si realizas todas las sesiones necesarias, puede durar toda la vida.

COMPARTE ESTO

 
Copyright © Neouomo. Designed by OddThemes & Best Wordpress Themes 2018