Cómo comenzar a entrenar si eres principiante

Rick Day
Quieres comenzar a entrenar y te felicito. Has tomado la mejor decisión de tu vida; pero te ves abrumado por la gran cantidad de información general, y a la vez contradictoria, sobre actividad física que encuentras en los medios.

Por fin quieres comenzar a cuidar tu cuerpo pero no sabes cuál es el mejor lugar para dar inicio al nuevo tú. A continuación te señalo tres aspectos claves que debes tener en claro antes de pisar un gimnasio –o el sitio de entrenamiento de tu preferencia– y que te evitará sorpresas e improvisaciones cuando hables con tu entrenador en la primera entrevista.


El objetivo es clave
Determina qué es lo que quieres lograr con tu cuerpo, cuál es la meta a corto y largo plazo. No importa que tan ambicioso sea, debes tener en claro tu objetivo y dirigirte hacia él. Hay cinco puntos clave que puedes utilizar para guiarte en este campo:

-       Adelgazar, bajar de peso, perder masa corporal.
-       Muscular, aumentar la musculatura, ganar masa muscular.
-       Definir, marcar el músculo para que se note su estructura.
-       Tonificar, poner los músculos a tono, en forma saludable.
-       Orden médica, medida preventiva de enfermedades, rehabilitación.

Es posible que tu objetivo incluya más de un punto, por ejemplo si tienes sobrepeso y quieres verte definido. Es importante que el entrenador sepa lo que quieres para que oriente tu paso de una meta a otra. Una vez que conoces el sitio al que vas es más fácil dirigirte hacia él.


Registra los números
Conoce tu cuerpo con números y podrás ver su avance. En este caso tienes dos mejores amigos: la cinta métrica y la báscula.

Toma medidas de cada parte de tu cuerpo y lleva registro de las mismas. Pecho, brazos, cintura, muslos y glúteos son zonas básicas; pero si hay alguna región en particular en la que esperas resultados entonces mídela y anota todos los números junto con la fecha de inicio del entrenamiento físico. Tu entrenador te orientará, según tu objetivo, cada cuanto tiempo debes registrar estos datos.

Tu peso corporal también es clave, procura tomarlo en la mañana, luego de levantarte y después de ir al baño. Ese es el momento exacto en el que puedes conocer tu peso verdadero.


Revisión médica general
Por supuesto que tu estado físico es importante, antes de comenzar a entrenar debes realizarte un chequeo o examen cardiovascular. Es una evaluación personalizada e integral para detectar factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión o patologías asintomáticas, esto tiene como propósito prevenir el desarrollo de eventos como infartos al corazón o cerebral.

El médico emite una certificación dando fe de que la persona está en condiciones para ejecutar actividad física.

Es absolutamente necesario que le menciones a tu entrenador si tienes una lesión que te dificulte algún movimiento, o enfermedad que pueda presentarse en cualquier momento, un ejemplo de esto puede ser un ataque de asma. Cuando él está en conocimiento de tu historial médico entonces podrá actuar de forma oportuna y solicitar la ayuda que necesitas.

Todo lo anteriormente descrito es lo más básico de lo básico, y el mejor inicio hacia una vida saludable.

Conoce quien eres para lograr una mejor versión de ti.



En colaboración con José Perdomo, Licenciado en Educación Física, Deportes y Recreación de la Universidad del Zulia, Venezuela.

Comparte esto:

 
Copyright © Neouomo. Designed by OddThemes