Cómo hacer duradera una relación gay

Rick Day
Conociste a un hombre que te encanta, quieres todo con él y él contigo, ¿y ahora?

Muchos gays se aterran cuando por fin conocen a aun hombre que les corresponde como quieren, se han acostumbrado tanto a buscar que cuando encuentran ya su vida carece de sentido. De allí la razón de que no mantengan relaciones a largo plazo, es más divertido ser el eterno soltero que no tiene suerte en el amor.

Una relación estable va más allá del gusto y la compatibilidad de carácter. Es cuando ambos modifican sus caminos y construyen uno nuevo, con objetivos y metas para los dos sin perder la individualidad.

Entender que ese hombre es diferente es clave, al principio solemos ser más sumisos pero al paso del tiempo sale a flote nuestra verdadera naturaleza, dejas de dar tanto y comienzas a pedir de igual manera. Recuerda que cada uno es el resultado de vivencias diferentes, las personalidad y opiniones no serán igual, allí es importante negociar un punto en el que ambos cedan y encuentren satisfacción.

Desconecta las tentaciones. Ser infiel es fácil, muy fácil. Estamos rodeados de hombres que te quieres comer, tu marido también lo está. Lo importante es no caer en situaciones que te puedan hacer débil. No frecuentar sitios en los que el sexo es fácil ni mucho menos tener conversaciones subidas de tonos con personas que sabes te pueden tentar.

Mucho sexo, poco sexo... el sexo correcto. Cada pareja es un mundo, no te bases en lo normal para el sexo, es decir, lo 'normal' es dos o tres veces por semana, ¿por qué? Tal vez a ustedes les guste todos los días, una vez a la semana, tres veces al día o una vez por mes. El ritmo lo marca la pareja. Si eres más candente que él entonces sedúcelo para obtener un poco más de sexo, no seas brusco, nos e excitará tan fácil, hazlo creer que no es nada sexual y disfruta el conquistarlo una y otra vez. Si tu pareja es el candente entonces trata de buscar momentos que aflore esa intimidad, te gustará ser tú quien tome la iniciativa de vez en cuando. 

Cuida tu físico. El amor es sentimiento, el deseo es físico. No descuides tu apariencia porque él te ama. Sí, él te puede amar pero dejar de desearte. Que sea de ambos, entrenen, vístanse uno para el otro, arréglense aunque sea para estar en casa. 

Los dos para todo. Tengan en claro que son una pareja y deben apoyarse mutuamente, que no sea sólo uno el que cocine o haga una actividad, ambos deben soltar tabúes y ayudarse en todos los sentidos.

Comparte esto:

 
Copyright © Neouomo. Designed by OddThemes