Posiciones sexuales que el hombre gay detesta

Rick Day
A los hombres nos encanta el sexo. Seamos activos, pasivos o versátiles, da igual, ¡es rico! Pero hay posiciones un poco incómodas para todos, especialmente para los tops. Estas son particularmente las que detestan.


Parados: sí, se ve rico pero es incómodo. El pasivo suele disfrutarlo mucho aunque el ángulo de la penetración hace que le roce el punto G al máximo y no todos lo aguantan. Para el activo es complicado hacer movimientos de empuje.


Misionero: para el pasivo representa mantener la pelvis hacia adentro y que así el activo lo pueda penetrar. Para el activo es presionar más para llegar a penetrar. Lo cierto es que no llega a ser profunda la conexión y para ambos puede resultar en un calambre de nalgas.

De lado: se ven grandiosos en el espejo pero no deja de ser incómoda. El activo no encuentra manera de agarrarse firme así que la penetración se hace débil. El pasivo no tiene qué hacer con sus manos.

COMPARTE ESTO

 
Copyright © Neouomo. Designed by OddThemes & Best Wordpress Themes 2018