El hombre y la masculinidad

Rick Day
No existe un reglamento en el mundo de cómo debe ser un hombre o tal vez más específicamente de qué determina a un hombre como tal pero si vamos a la calle y hacemos una encuesta veremos una serie de elementos que coinciden en el prototipo del hombre íntegro. Pero quiero ir más allá de eso y poner en aprietos a las personas a quienes estoy entrevistando (sin saber que son parte de esto) exigiéndoles una única característica para definir a ese hombre que todos deseamos ser.


Es gracioso ver los ojos de mis entrevistados (hombres y mujeres) mirando hacia el techo y tratando de encontrar esa palabra mágica que defina al ideal del hombre moderno. Pienso que tal vez deba darles opciones; no, que sufran; ok, les ayudaré: ¿Qué tal su orientación sexual o su masculinidad? Es más gracioso ver sus caras afirmando lo que les estoy ofertando. En realidad no me interesa saber lo que piensan sino que respondan y argumenten alguna de las respuestas que les estoy dando.

Si decimos que un hombre está determinado por su orientación sexual estaríamos afirmando que es heterosexual. Pero, si estás pensando como un Neouomo, ese hombre no tendrá una etiqueta sobre ese aspecto y de llegar a tenerla la asumirá y no pensará en ello sin importar con quien sude las sabanas.

Tomemos ahora su masculinidad y pongámosla bajo la lupa ¿Un hombre debe ser masculino? Sí, sin duda alguna, la masculinidad es parte de nuestra esencia y nos hace atractivos antes los demás. Un hombre masculino es sexy, relajado y cómodo. Es sinónimo de respeto y por ende quien esté a su lado sentirá protección y seguridad.

Mis entrevistados tomaron como su favorita la opción de la orientación sexual pero al cuestionarlos sobre ello no tuvieron más argumento que un hombre debe ser heterosexual. No me satisface esa respuesta (lo sé, no soy objetivo), no tuvieron nada más que decir.

¿Y si les argumento la otra opción? ¿Qué tal mezclar las dos opciones? Pienso malévolamente y digo: “¿Qué pasa con el gay/bisexual que es masculino, respetuoso, inteligente y profesional? ¿Dirías que no es un hombre?” Entre balbuceos no pudieron decir que sí y se volcaron a la opción de la masculinidad.

Conclusión: Las mujeres disfrutan estar rodeadas de hombres masculinos sin importar su orientación sexual y los hombres (heterosexuales) admitieron que otro hombre estará dentro de su grupo si actúa como uno de ellos, es decir, si es masculino sin importar sus preferencias sexuales.

Tal vez la próxima vez seré más objetivo; pero el punto crucial de este pequeño estudio era cambiar la mentalidad de algunas personas.

Comparte esto:

 
Copyright © Neouomo. Designed by OddThemes