Con o sin capucha: Todo sobre la circuncisión

Con o sin piel, he ahí el dilema.

La circuncisión es un procedimiento quirúrgico en el que la piel que está encima del glande (prepucio) es retirado para dejarlo expuesto.



Razones van y vienen, sobre el porqué someterse a esta operación. Desde motivos religiosos, hasta médicos, pasando por estéticos. Algunos niños lo necesitan muy jóvenes y muchos hombre adultos lo hacen por un tema sexual.

La fimosis en la principal razón para la circuncisión en niños, se trata de la estrechez de la piel que impide descubrir el glande, dificulta la higiene y conlleva a erecciones dolorosas. También se da el caso de que la piel es muy larga y se procede a retirarla.

Sobre la sensibilidad del glande es un tema cuestionado. Se dice que no se pierde pero la lógica indica que si lo tiene expuesto al roce de la ropa, debe ir formando cierta resistencia o costumbre a las sensaciones. 

La higiene es el punto extra de realizar la operación. La notable ausencia de piel que recubre el glande hace que no se acumulen residuos en una estrecha zona que resulta húmeda y cálida para el desarrollo de las infecciones. Los hombres circuncidados tienen SUPUESTAMENTE menos probabilidades de contagiarse de VPH y VIH. 

El esmegma o secreción en el miembro masculino es otra de las cosas que disminuye con la circuncisión, el pene se mantiene más limpio

La circuncisión puede ser una aliada si así lo ves, es más una cuestión de preferencias que cualquier otro aspecto. Ten en cuenta que de niños es más llevadero el procedimiento que de adultos, ¡tú decides! 

Comparte esto:

 
Copyright © Neouomo. Designed by OddThemes