¿Lo quieres depilado o no depilado?

Rick Day
¿Lo quieres depilado o no depilado? Si investigamos a los galanes de un par de décadas atrás veríamos que no se era muy exigente en cuanto al físico de los mismos pero esto ha cambiado de forma abrupta en los últimos años.

Ahora debemos cuidar ciertos o más bien cientos de aspectos que nos hacen sentir que nada es suficiente: cabello, ropa, aroma, músculos, piel y un sin fin de cosas que ahora estamos propensos a estar atentos.

Ya no es sólo los músculos sino como los muestras: una piel sin manchas, libre de acné, con o sin tatuajes, con o sin vellos. Y éste último aspecto en el cuerpo masculino ya parece algo obligatorio, la mayoría tenemos esta característica que nos acompaña desde niños; sin embargo, cada día vemos como más de un hombre se depila todo el cuerpo, pero… ¿Cuándo es demasiado?

El vello carece de sentido evolutivo y entra como parte del atractivo sexual en el cuerpo del macho humano.

En la actualidad vemos hombres velludos, recortados y depilados con puntos intermedios como tener las piernas velludas y el pecho depilado o extrañamente al revés. Pero si nos fijamos en los modelos de catálogos de ropa masculina así como en los de revistas especializadas hay una tendencia a la depilación total.

También depende del tipo de cuerpo pues mientras a los musculosos les luce el vello a los delgados/definidos le va mejor mantener sus piernas "podadas". Las zonas como las axilas y partes íntimas deben mantenerse libres de vellos o por lo menos bien recortados para minimizar los olores producidos naturalmente por el cuerpo.

Siempre es bueno demostrar que te preocupas por cómo te ves pero si no quieres pensarlo mucho usa una máquina de cortar cabello y pásala por todos lados, lo dejará corto y visualmente agradable.

Recuerda que al final lo que importa es que te sientas cómodo para explotar todo tu atractivo sexual.

Comparte esto:

 
Copyright © Édgar. Designed by OddThemes